Inicio
 
Información
 
Opinión
 
Reacción
 
Buscar
 
 
Búsqueda personalizada



 
Sobre el derecho animal Sobre animales Sobre bioindustria Mascotas  
 

 

Español-English-Nederlands-Português-Deutsch-Français-Norsk

El significado central de la libertad para derechos y el concepto de respeto

Respetar a los animales, en la práctica ¿qué significa?

En varias lenguas “respetar” es definido en diferentes formas. Según el Diccionario de Inglés Contemporáneo Longman este término significa:

  1. Admirar a alguien debido a que tiene una alta calidad de vida y buenas cualidades personales, como el ser justo y honrado.
  2. Cuidar de no hacer nada en contra de los deseos de alguien.

Según el diccionario holandés van Dale significa:

  1. Mostrar respeto (por)- tomar a alguien en serio, aceptar a alguien como es.
  2. Tratar a algo o a alguien con respeto – deferir a, respetar.
  3. Observar regulaciones.

Suena tan fácil: aceptar a alguien como es. En la ley holandesa, esto también se aplica a los animales, ya que se supone que también tienen valor intrínseco. Pero, ¿qué significa eso: “respetar los valores intrínsecos de los animales”? y “¿Cómo podemos estar seguros de los deseos de un animal?”

Pregúntale a 100 personas si respetan a los animales, todos estarán de acuerdo. Pregúntales a esas mismas personas si pueden dar una definición de la palabra respeto: no serán capaces de encontrar una descripción de esta palabra que sea más clara que lo indicado en lo diccionarios. Ante 100 situaciones caracterizadas por distintas formas en que se usan a los animales, se complica el consenso en cuanto a que si los humanos muestran respeto en su comportamiento. Por ejemplo: cuando le cortamos el pico a los pollos para disminuir los agresivos resultados de los picotazos dentro de la industria avícola, ¿Esto indica una falta de respeto por los pollos? Sin duda, es perjudicial para la integridad física de los animales, pero, ¿cuán serio es?

Otro caso de ganadería industrial implica cortar la cola a los cerdos para evitar que se muerdan las colas entre ellos más adelante. ¿Eso significa que hay una falta de respeto por los animales jóvenes? La palabra respeto se dice fácilmente, pero para muchas personas no es una indicación obvia a la hora de tomar decisiones uniformes en el contacto con los animales.
Esa es la razón para la propuesta de definir “respetar” de la siguiente manera: “Ponerse a mitad de camino entre estar preocupados y mantener una distancia mínima”.

Como lo muestra el estudio de diccionario,es importante mostrar interés por los demás, sin querer saber los pormenores de la persona involucrada, de hecho, ser cuidadoso para no hacer nada en contra de los deseos de alguien. Respetar tiene mucho que ver con estar atento a los límites de nuestra propia libertad y la libertad de los otros; significa dar a los otros, incluido animales, suficiente espacio para ser ellos mismos. En el caso del ganado productivo, esto implica dar a los animales un ambiente en el cual puedan comportarse naturalmente; permitir a los animales recorrer libremente la pradera.

     

Si revisamos nuestro sistema judicial, resulta obvio que tratamos de aplicar los derechos de independencia o libertad a nosotros mismos. En los primeros 17 artículos que plantea la Constitución holandesa, los más importantes que, además, constituyen los derechos básicos clásicos, se ha intentado afianzar este derecho a la libertad en una forma igualitaria para todas las personas. El que lea estos artículos e imagina que con ello garantizamos los mismos derechos a los animales, descubrirá que tal cosa es del todo posible. Lo único que se necesita hacer (dentro de límites más amplias que lo que ocurre en la actualidad) es liberar al animal.

Prohibirle al animal que se comporte libre y en forma natural, a pesar de ser cuidado adecuadamente, representa una forma de abuso animal.
El hecho de que las cerdas se amarran con cadenas cortas durante muchos meses, es un claro ejemplo de violación de su libertad. En el artículo 15, la Constitución plantea lo siguiente “con excepción de los casos determinados en o bajo la ley, está prohibido quitarle la libertad a alguien.” ¿Qué crimen cometió el cerdo para tener que vivir su vida encerrado con muchos otros animales, en un lugar pequeño e insalubre?

  Otro ejemplo: en el artículo 11 de la Constitución holandesa, se describe el derecho a la integridad física. La extracción de dientes o castración de los cerdos (¡sin anestesia!) bien puede llamarse mutilación de su libertad.
La separación de la vaca y su ternero inmediatamente después del parto es una manera de tratarlos como objetos. La función del ternero es estimular la producción de leche de su madre. Una vez cumplida esta misión, se le prepara al ternero para su sacrificio lo más pronto posible.

Como es el caso con los seres humanos, los derechos de los animales deberían ser garantizados por medio de estos mismos dos conceptos: libertad e igualdad (para todos los animales).

También leer:

autor Bert Stoop