Inicio
 
Información
 
Opinión
 
Reacción
 
Buscar
 
 
Búsqueda personalizada



 
Sobre el derecho animal Sobre animales Sobre bioindustria Mascotas  
 

 

Español-English-Nederlands-Português-Deutsch-Français-Polski

Decoración e instrumento de tortura

Se pueden encontrar cada vez con más frecuencia en restaurantes y tiendas. De diferentes tamaños y tipos: una pecera on uno ó más peces. También se cuelgan en la pared, peceras con un lado plano. En un restaurante de una exposición en Ijmuiden simplemente colocaron un cuenco de cristal con dos peces dorados en su interior en cada una de las mesas. Algunos visitantes lo utilizaron para depositar colillas o para verter restos de cerveza. Cada mañana los peces muertos eran repuestos por otros. Usar estos peces como decoración parece estar de moda. Casi nunca son considerados como seres vivos aunque en realidad son animales de gran sensibilidad. Tratados correctamente pueden alcanzar de 20 a 40 años. En sus estrechas peceras de cristal no llegan a pocas semanas. Hace más de 100 años los Chinos empezaron su cría a partir de carpas doradas.
Primero los ponían en estanques de agua pero luego empezaron a guardarlos en grandes potes de cerámica. A través de los siglos estos peces han sido criados de numerosas maneras haciendose más y más populares. Cada año se crían 100 mil millones de estos peces por todo el mundo, entre 5 y 10 millones se venden solo en Holanda. Podemos llegar a la conclusión de que en general estos animales están destinados a una corta vida.
 

¿Cómo debemos cuidar estos peces?

Lo mejor es su entorno natural. Un buen y profundo estanque es lo más adecuado, pero si los ponemos en un acuario adaptado y tienen de 15 a 20 cms de largo necesitan disponer por lo menos de 250 litros de agua.
O sea, un acuario de 100 x 50 x 50 cms es lo recomendado por la revista ´The aquarium´, muy distinto a la pecera pequeña de cristal. Mientras los peces son pequeos, un acuario más reducido y rectangular es aceptable. Los peces dorados son sociables y no deberían estar solos sino en grupos pequeños de aproximadamente 10, según expertos. Es de vital importancia que dispongan de un entorno variado con plantas de agua, piedras y arena comoaccesorios indispensables. Les gusta nadar en grupos mientras buscan constantemente comida. Mueven las piedras, como hacen los cerdos buscando su alimento. Este procese les ofrece la diversión necesaria y movilidad, manteniendoles física y psicológicamente saludables.

 

¿Porque es tan mala la pecera redonda?

Muchos de estos peces terminarán en una pecera redonda. La gente no se dá cuenta de la tortura que esto les supone. ¿Que lo hace tan malo? Primero, el espacio reducido y la poca cantidad de agua. Con suerte, una pecera grande puede contener como mucho de 10 a 15 ltrs, esto es demasiado poco para peces que necesitan un mínimo de 250 lts. La poca agua no solo se ensucia con rapidez pero también se calienta fácilmente. Debido a la forma redonda, el espacio de contacto entre el agua y el aire es tan escaso que se genera una constante falta de oxigeno. El entorno de estas peceras no le ofrece variación ni interés. No pueden recluirse de otros peces ni buscar comida como les gusta. Tampoco ofrece gran posibilidad de movimiento. Peces en general como este tipo también, están hechos para nadar considerables distancias, un una esfera redonda solo pueden ir en círculos. Según los expertos, la típica pecera circular es absolutamente inadecuada para guardar estos animales. El biólogo y director de la Wilhemina Aquarium en Stuttgart, Dr Dieter Jauch, ha escrito un libro sobre los cuidados de estos peces dorados (goldfish); solo en acuarios y estanques. Dice Tirion Baarn; ´el que ponga a estos peces en prisión similar está cometiendo un abuso´.

 

¿Cómo librarnos de las peceras redondas?

Primeramente, comprar un acuario normal, que aunque resulte más caro, proporcionará a los peces un mínimo espacio para moverse y vivir , y al mismo tiempo mayor satisfacción para los dueños. Segundo, el comercio animal tiene una gran responsabilidad en el asunto.
Las tiendas de animales son las que proporcionan y venden estas ´prisiones´ en primer lugar en lo que los clientes confían como la mejor opción ya que se venden en tiendas ´especializadas´. A las tiendas de animales se les debe pedir concienzudamente que no vendan estas peceras redondas de cristal a sus clientes.

autor Bert Stoop