Inicio
 
Información
 
Opinión
 
Reacción
 
Buscar
 
Búsqueda personalizada

 

 
Sobre el derecho animal Sobre animales Sobre bioindustria Mascotas  
 

 

Español-Português-English-Nederlands-Deutsch-Français-Norsk

Respeto, libertad y amor

Con un niño pequeňo en casa hay que tener mucho cuidado. El peque abre los muebles y lo mete todo en la boca. Si no es por miedo por su seguridad, no se le ponen límites a sus investigaciones.
Un animal que se mueve libremente por la casa tampoco respetará los objetos que encuentra a su paso. Donde a un niño se le enseña a no tocar nada, al animal sólo se le castiga, señalándole de que “no respeta las cosas”.

En Animal Freedom, definimos al respeto como la zona que se mueve entre amor y libertad.

Lo que les dificulta a los niños a mostrar respeto, es el hecho de que los padres no les explican lo que significa mostrar respeto. Del severo tono de voz de la madre que exclama “¡Respeto!”, el niño deduce que no obra correctamente sin entender que es lo que hace mal. Sin embargo sería mas útil concretizar el comportamiento indeseado y dejar que los niños desarrollen ellos mismos alternativas positivas de comportamiento.
 

El ser humano es el animal más poderoso de la tierra. Si no se le pusieran límites, a los animales (por ejemplo los de la ganadería) y la naturaleza no les quedaría ningun espacio vital. Durante el proceso de poner límites es importante concretar el comportamiento que no se desea sin dar instrucciones sobre el comportamiento deseado. La mejor manera de concretizar libertad y amor es definiendo lo que no son: Freedom defined, is freedom denied. Definir la libertad significa eliminar la libertad.

El respeto hay que imponerlo a la fuerza, por decirlo así, porque al fin y al cabo, ni al ser humano ni a los animales les gusta que les impongan reglas.
Antes el respeto se imponía por medio de competiciones deportivas. De la misma manera actuan los animales al determinar su jerarquía. En un momento de debilidad, otro animal se aprovechará y entablará de nuevo la lucha para subir en rango.

Como conclusion podemos decir que la fuerza, temporalmente inspirará respeto pero tambien provocará una resistencia, pasiva y clandestina. Sería preferible que los seres humanos mostraran voluntariamente respeto con los animales.
Este respeto tendría que ser equilibrado, sano y natural en vez de presentarse como resultado de un combate entre dos fuerzas opuestas. Mejor aún sería establecer ese equilibrio por razones idealistas y no sólo por razones económicas. En realidad los seres humanos tendrían que desarrollar amor y aprecio de todo lo que les rodea.
Pero de momento sería ingenuo partir de de una imagen tan positiva del ser humano. El ser humano necesita reglas que le impongan el respeto por otros seres. Ignorar este hecho sería llamar tolerancia a lo que no es mas que indiferencia.  El que tiene niños pequeňos, se preocupa de que su casa sea segura. En los Países Bajos, a la naturaleza se la organiza de manera que no haya que prestarle tanta atención. Se sube el nivel del agua subterránea, para evitar el acceso a zonas peligrosas. Un límite invisible comparado con vallas o verjas que a la vez no evoca la sensacion de sentirse limitado.

Los seres humanos amamos a los animales, pero ¿en que consiste este amor?
En el campo, queremos acercarnos a los animales salvajes lo mas cerca posible. Es natural que queramos verlos de cerca pero sería mejor usar prismáticos porque al hacercarnos demasiado molestamos al animal y lo hacemos huir. (Aunqe esto solo sea grave en la epoca de la cría.)

Algunas personas toman animales domesticos para poder disfrutar de su compaňia a todas las horas. Es una manera bastante egoísta de disfrutar de un animal. Por suerte, en el caso de los gatos y de los perros, ese egoísmo no causa grandes problemas. En general, aquellos animales saben vivir cerca del hombre y su medio ambiente.

No es ninguna coincidencia que mucha gente confunda “amar a los animales” con “tener animales”. No tienen idea en qué consiste respetar a otra persona o respetar a un animal.
Un animal tiene derecho a ser libre, vivir una vida natural en su propio medio ambiente y bien poco le interesa el amor de los seres humanos.

En cautividad, por supuesto son los seres humanos los que tienen la obligación de cuidar a los animales. Los animales a cambio les daran señales de afecto aunque no sea el animal el que haya buscado este tipo de relacion. Todo el el amor que de ella surja no sera mas que un amor sucedáneo.
La situacion ideal es cuando el animal vive libremente en su medio ambiente natural en el que reinan principios ecologicos. Alli el animal es libre de migrar a otro biotopo en caso de un exceso de poblacion o de la escasez de alimentos.
Si desapareciese la caza, los animales aprenderían a respetar al ser humano como a un ser que no pone en peligro su libertad. Sólo entonces habrá un encuentro libre entre hombre y animal y podremos hablar de verdadero respeto mutuo .
El encuentro entre animal y ser humano basicamente consistirá en que cada uno siga su propio camino. Encontrarse y volverse a dejar reflejaría el proceso libre y cambiante en el que se basa el verdadero amor.

Qualquier foto de un animal es un recuerdo más respetuoso que el que pueda proporcionar un trofeo de caza.                 

¿cuál es el motivo de este amor?
autor Bert Stoop