Inicio
Información
 
Opinión
 
Reacción
 
Buscar
 
Búsqueda personalizada

 

 
Objeciones
en contra de
..
Los peores abusos
en
..
Las consecuencias
de comer carne y
..

...granja industrial
 
 

 

Cinco objeciones en contra de la ganadería industrial

1. Ética y bienestar de los animales

La libertad es un derecho fundamental tanto de los animales como de los seres humanos. Limitarlos en su comportamiento natural es desproveerlos de sus derechos básicos y consecuentemente de su bienestar.

2. Salud Pública

El uso excesivo de antibióticos en el pienso utilizado por la ganadería industrial aumenta la resistencia bacteriológica. Al consumir la carne de estos animales la resistencia a los antibióticos se transmite al cuerpo humano que a su vez se vuelve resistente a los mismos antibióticos utilizados en el pienso. Esto causa grandes problemas en el trato de enfermedades bacteriológicas como por ejemplo la pneumonia.

3. Producción mundial de alimentos

Las zonas de cultivo en el tercer mundo se utilizan para producir pienso para los animales de nuestra industria ganadera en lugar de producir alimentos para la población local. Esto distorsiona la economía local.

4. El entorno natural

La peste y el ruido provocados por la industria intensiva arruinan el entorno natural por lo que la vida en el campo pierde calidad.

5. Paisaje y bio-diversidad

Las pequeñas ganaderías sucumben por tener que competir con los grandes ganaderos industriales. El monocultivo (hierba y maíz para pienso), el depósito de metales pesados en la tierra provenientes de los fertilizantes, empobrecen el paisaje y polucionan la tierra y el agua subterránea.
El siguiente texto da una detallada imagen del futuro inmediato de la industria ganadera y pesquera.

     

Objeciones en contra de la industria ganadera intensiva?

Las objeciones más importantes en contra de la industria ganadera son éticas. Si todos los problemas ambientales estuvieran  solucionados, y las cuestiones concernientes a la energía y los minerales estuvieran resueltos, prevalecería el hecho del abuso de los animales.
Debido a que la carne debe llegar a las estanterías de los supermercados al precio mas bajo posible,  los animales viven en espacios reducidos al mínimo.
Los cerdos son castrados sin anestesia casi inmediatamente después de nacer. Si alguien hiciese algo similar con nuestros gato,  le podríamos multar severamente por abuso de un animal. Por desgracia para los animales criados para ser sacrificados no existen las mismas consideracionea. A las gallinas, antes de sacrificarlas, se las sobrealimenta durante 23 horas seguidas bajo luz eléctrica. Como las gallinas creen que es de día siguen comiendo. La luz sólo se apaga durante una hora al día, en la que se les deja descansar. En los establos de los cerdos la luz permanece apagada la mayor parte del tiempo. Dos veces por día se enciende la luz durante media hora (la visita de control diario del ganadero) y el resto los animales permanecen en la oscuridad.

Mantener el mayor número de animales posible en un espacio mínimo, sin libertad de movimiento y sin que puedan comportarse naturalmente, solo es concebible en un entorno hostil para con los animales.

Los animales no son sujetos legales por lo que no tienen derechos. Son objetos legales: pueden compararse con coches que cambian de dueño y se alquilan. Cuando en la industria ganadera intensiva se le niega el derecho de comportarse de manera natural al animal, se abusa de el, por mucho cuidado que este reciba.
     

Que se puede objetar en contra de la industria pesquera?

Aparentemente no podemos objetar nada en contra del consumo de pescado, a menos que, desde el punto de vista ético, estemos en contra de sacrificar a seres vivos. Desgraciadamente, las objeciones anteriormente mencionadas tambien valen para el consumo de pescado.

Aparte de si los peces son capaces de sentir dolor o no, es indudable que la industria actual pesquera utiliza técnicas de pesca que dañan el medioambiente. Los que no se dejan impresionar por el sufrimiento de los peces deben pensar en la pesca de mamíferos como los delfines, que se atrapan durante la pesca del atún. Son arrastrados en redes kilometricas, sin que puedan hacer mucho mas que esperar la muerte por asfixia.

Otra objeción es que cuando se utilizan redes de arrastre, no se capturan solamente las especies del tamaño deseado. A un 70% de los peces se les echa por la borda por ser demasiado pequeños, o porque la pesca de estos peces está prohibida, o porque ya se ha alcanzado la cuota de este pez ó simplemente porque no tienen interés comercial. El 70% de los que peces que son devueltos al mar ya han muerto aplastados, sofocados ó de otra forma.
Para el medioambiente esta forma de pesca es sumamente perjudicial. Las redes de arrastre arruinan los fondos marinos causando la destrucción del sistema ecológico por muchos años. Los mares se quedan vacíos y estériles.
Los peces no solo son pescados. Tambien son criados en estanques de cría.  Algunos salmones por ejemplo se crían en  enormes tanques flotantes que pueden compararse con los establos de la industria ganadera intensiva.
Otro argumento en contra del consumo de pescado es la salud. En los años setenta, el alto nivel de mercurio (quicksilver) detectado en los peces fue una noticia 'candente'.
Debido a la polución por petróleo y el depósito de residuos, incluso nucleares en el océano, la salud de los  peces es deficiente, y su carne contiene materiales muy peligrosos.

autor Bert Stoop
 
Esta página describe un aspecto de la influencia que los seres humanos tenemos sobre la calidad de vida de los animales.
Otras páginas describen otros aspectos, con lo cual todos los colaboradores juntos queremos estimular que (a nivel internacional) crezca la conciencia de que la libertad también les importa a los animales.
La calidad del todo es mayor que la suma de sus partes.
Si a usted le gusta este texto, puede divulgarlo, por ejemplo mediante los medios de comunicación sociales.
Si quiere apoyarnos, podría mandarnos una donación. Haga clic aquí para leer lo que estamos trabajando.